FANDOM


· Historia ·
Poderes y Habilidades
· Galería ·


Poderes y habilidades

Muramasa es un enemigo ciertamente muy poderoso, capaz de moverse a altas velocidades con una técnica similar al Shunpo de los Shinigamis, y de manejar la espada con una maestría tal que llega a encontrarse en igualdad de condiciones con Ichigo Kurosaki. Al tratarse del espíritu de una Zanpaku-tō, Muramasa es capaz de entrar en el mundo interior de un Shinigami a su antojo y desplazarse por el subconsciente cuando así lo desee.

Zanpaku-tō

Bleach-255-02-540x303

Zanpaku-tō de Muramasa

A la hora de luchar, Muramasa combate con un arma que probablemente se trate de él mismo en su aspecto de Zanpaku-tō sellada. Su aspecto es el de un kodachi, una hoja algo más corta que una katana, con el mango de color añil y una guardia circular de la que salen tres picos, formando un dibujo similar aunque no exactamente igual- al emblema de la División de Kidō.

Shikai: La habilidad especial de Muramasa consiste en romper los nexos de unión entre una Zanpaku-tō y su dueño, al obligar a los espíritus de las Zanpaku-tō a que se dejen llevar por sus propios instintos. Haciendo esto, los espíritus que han sido liberados de sus respectivos Shinigamis son capaces de materializarse y adquirir una forma humanoide, actuando según sus propios designios y al libre albedrío, aunque nominalmente todos ellos aliados a Muramasa.

Por su parte, los Shinigamis que han perdido el control sobre su Zanpaku-tō pasan a ser incapaces de liberarla, y sólo aquéllos que demuestran ser muy poderosos y poseer una fuerte voluntad y una clara determinación logran al cabo del tiempo acceder al shikai de la misma. En el caso de Shinigamis de bajo nivel, los espíritus de Zanpaku-tō liberados por Muramasa tienen el aspecto de figuras negras de contornos difusos, pero en el caso de luchadores de alto nivel tienen un aspecto claramente diferenciado, así como una personalidad muy marcada. El influjo de Muramasa sólo puede ser neutralizado después de que el Shinigami dueño de la Zanpaku-tō derrote al espíritu de la misma en un combate.

Además de este poder especial, que hace de Muramasa una de las Zanpaku-tō más peligrosas de la Sociedad de Almas y ciertamente le confiere la capacidad de "cambiar el mundo", se han podido ver otras habilidades tales como son:

  • Poder de Muramasa

    Cuerdas espirituales de Muramasa

    Cuerdas espirituales: en un principio se pensó que Muramasa era capaz de manipular campos de fuerza, paralizando e inmovilizándolas a sus enemigos con tan sólo levantar una mano. Sin embargo, Ichigo descubrió en su mundo interior, a través del reflejo en los cristales, que ésta técnica era causada por un gran número de fibras que surgían de Muramasa y que sólo podían funcionar transmitiéndose a través de superficies reflectantes como los cristales o el agua.
  • Ilusiones: transmitiendo su energía espiritual a la mente de su objetivo, Muramasa puede distorsionar la percepción sensorial e incluso manipular sus recuerdos con ilusiones capaces de desconcertar y llevar al límite a su torturada víctima.

Hollowficación

Muramasa Forma Hollow

Hollowlificación de Muramasa

Muramasa liberó todos los Hollows que había ido absorbiendo para mantenerse con vida y darle un sentido a su existencia al perder el control de sí mismo cuando Kōga le rechazó.

Como consecuencia de su inestabilidad, Muramasa acaba sufriendo una Hollowficación. Según Uryū Ishida, al verse privado de su dueño Shinigami, el espíritu de Zanpaku-tō se vio obligado a combinar su energía con la de los Hollows y así poder subsistir, pero al hacer eso, también se incrementaba su soledad, su ira y su sufrimiento.

La Hollowficación de Muramasa toma el aspecto de una versión blindada de él mismo, con un figura tremendamente humanoide para tratarse de un Hollow, con un pequeño agujero en medio del pecho y el rostro cubierto por una máscara parecida a un yelmo con el emblema presente en la guardia de su Zanpaku-tō alargándose hasta formar dos cuernos.

Alrededor del cuello aparece un denso pelaje blanco y cada uno de sus antebrazos surge un gran filo, que corre paralelo a la longitud de sus propias extremidades, ahora totalmente cubiertas de placas óseas, al igual que el resto del cuerpo.

En esta forma bestial y salvaje, el poder de Muramasa se ve acrecentado por su violencia irracional y su velocidad es tal que puede evadir sin problemas las descargas de flechas de Ishida y mantener el ritmo a un Ichigo con bankai y Máscara Hollow. Igualmente, adquiere alguna de las habilidades propias de los Menos y los Arrancar, tales como son la regeneración instantánea, el Cero y la Bala, que en su caso son de un llamativo color violeta.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.