FANDOM


· Historia ·
Poderes y Habilidades
· Galería ·


Poderes y habilidades

Al tratarse de la Segunda Espada, Baraggan es considerado el 2º Arrancar más poderoso del ejército de Aizen, lo que le convierte así mismo en uno de los personajes con un mayor potencial de combate de toda la serie, comparable o incluso superior al de la mayoría de los Capitanes Shinigamis. Su presión espiritual es tan grande que tanto él como los otros Espada de rango igual o superior al 4 tienen prohibido liberar sus

190px-Barragan Spiritual Power

Poder espirirtual de Baraggan

Zanpaku-tō en el interior de Las Noches. De hecho, el sólo despliegue del poder espiritual de Baraggan fue capaz de causar una onda de choque en el falso Karakura.

Hasta el momento, Baraggan ha demostrado conocer varias habilidades básicas de los Arrancar, aunque las eminentemente ofensivas como el Cero y la Bala no las ha llegado a emplear, al confiar más en su poder de envejecer todo lo que se encuentra a su alrededor. Sin embargo, sí que se le ha visto utilizar técnicas como la Garganta (黒腔(ガルガンタ, garuganta ?), literalmente "Cavidad Negra"), con la cual puede desplazarse a su antojo desde el Hueco Mundo a cualquier otro lugar, o el Sonido ((響転(ソニード, sonīdo ?), literalmente "Revolución Resonante"), que le permite moverse a unas velocidades tan grandes que llega a pillar por sorpresa a Suì Fēng, una de las Shinigamis más veloces.

Senescencia

Senescencia

Senescencia (セネスセンシア, Senesusenshia ?): Baraggan cuenta con una técnica muy especial que entronca directamente con el aspecto de la muerte que representa, el envejecimiento. La Segunda Espada es capaz de modificar el tiempo alrededor suyo, de tal forma que puede ralentizar cualquier golpe que vaya dirigido a él y así poder evitarlo, o bien acelerar la edad de todo aquello que toque. Debido a ello, los ataques físicos de Suì-Fēng y de Ōmaeda resultaron ser totalmente inútiles y también a causa de esta habilidad tan especial Baraggan pudo envejecer los huesos del brazo izquierdo de su enemiga hasta romperlos.

Zanpaku-tō

800px-Baraggan zanpakuto

Baraggan con su Zanpaku-tō sellada

Arrogante (髑髏大帝 (アロガンテ), arogante ?, Gran Emperador Esqueleto). La forma sellada de la Zanpaku-tō de Baraggan Louisenbairn es la de una enorme hacha de doble filo de color oscuro y con una joya redonda en su punto focal. Pese a su gran tamaño, que rivaliza con el del propio Espada, su dueño la sostiene con gran soltura y la maneja con gran fuerza y destreza. Durante los primeros momentos de la Batalla de Karakura, Baraggan mantuvo oculta su Zanpaku-tō bajo la forma de un gran trono hecho por completo de huesos, desde el cual contempló las luchas de su Fracción en los pilares.

Baraggan Luisenbarn Resurrection Arrogante

Arrogante.

Resurrección: Baraggan procede a la liberación de Arrogante mediante el comando de activación pudre (朽ちろ, kuchiro ?), sosteniendo su Zanpaku-tō invertida en posición vertical. Al hacerlo, la joya central del hacha se abre, dejando ver un ojo de reptil que empieza a despedir llamaradas oscuras que literalmente queman la piel, los músculos y los órganos internos de Baraggan, reduciendo su cuerpo a un esqueleto.

Aunque mantiene los dos brazaletes en sus muñecas, el resto de su indumentaria se ve modificada, al aparecer entonces cubierto de una capa oscura que oculta su cuerpo que le confieren una apariencia bastante macabra y tenebrosa además en sus pies aparecen unas botas blancas con líneas negras dando el aspecto de vendajes.

El ornamento con forma de ojo de su Zanpaku-tō sellada ahora se encuentra en su pecho, suspendido por un collar, mientras que sobre su cráneo adquiere una lujosa corona tachonada de piedras preciosas unida a una cadena de gruesos eslabones que cae por el lado izquierdo de la calavera. La cicatriz que lucía Baraggan en su aspecto sellado en su ojo derecho se mantiene, ahora con la forma de una grieta en el mismo lugar.

El simple aspecto de Baraggan liberado, que coincide con el que tenía cuando era el Rey del Hueco Mundo, es una visión tan estremecedora que es capaz de aterrorizar a sus enemigos. Además, adquiere una serie de habilidades nuevas, o mejora algunas de las que mostró antes de liberar su Zanpaku-tō, como son las siguientes:

  • En su estado de resurrección, la habilidad de envejecer todo lo que toca se ve considerablemente mejorada, de tal forma que Baraggan es capaz de deteriorar todo lo que se encuentra a su alrededor sin necesidad siquiera de posar sus manos en un objetivo en concreto. Este poder no sólo afecta a los cuerpos de sus enemigos, sino también a los edificios e incluso al Kidō. No obstante, como no tardaría en descubrir Hachi, pese a poseer esta terrible habilidad, Baraggan necesita cierto tiempo para envejecer lo que se encuentra próximo a él, por lo que si recibe un ataque muy rápido y destructivo puede no ser capaz de reducir del todo sus efectos.
  • Su Hierro también se ve mejorado en su forma liberada, mostrando una dureza tremenda, que incluso parece superar el Hierro de la Quinta Espada Nnoitra Gilga, ya que fue capaz de sobrevivir al bankai de Suì-Fēng y solo perder parte de su cráneo.
  • Respira

    Baraggan usando Respira

    Respira (死の息吹 (レスピラ), resupira ?, "Aliento de la Muerte"). Baraggan libera de su boca unas miasmas de color oscuro que provocan la aparición inmediata de los efectos de envejecimiento en todo lo que tocan. El deterioro se produce a una velocidad tal que en cuestión de segundos un Respira fue capaz de reducir a los huesos el brazo izquierdo de Suì-Fēng. Incluso aunque la Shinigami llegó a escapar de este ataque, sus efectos siguieron extendiéndose por su brazo, razón por la cual tuvo que cortárselo, se ha visto que Baraggan puede hacer envejecer edificios hasta reeducirlos a escombros o destruirlo totalmente. Baraggan puede controlar a su antojo la dirección y la velocidad del Respira, como demostró la Segunda Espada cuando persiguió a Ōmaeda, ralentizando su técnica por el simple placer de hacer sufrir a su enemigo haciendo que este "Corra por su vida".
36397 1373444811167 1083199620 31121743 2742096 n-1-

Gran Caída

  • Gran Caída (滅亡の斧 (グラン・カイダ), guran kaida ?), literalmente "Hacha de la Perdición"). Invocando este ataque, Baraggan esgrime una enorme hacha de doble filo que previamente mantiene escondida bajo su capa. Esta nueva hacha tiene un aspecto mucho más estilizado, tétrico y oscuro que su predecesora, confiriéndole a su portador una apariencia más siniestra si cabe. La parte superior del hacha se ve coronada de una pica, y en su base tiene cuatro cadenas que están unidas al brazalete derecho de Baraggan. Al igual que hacía en su forma sellada, la Segunda Espada es capaz de manejar a Gran Caída con una sola mano. Baraggan también es capaz de lanzar el Respira por medio de su hacha, volviendo la técnica mas rápida y añadida con un corte mortal.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.